Infofrut Argentina

El cultivo de la chirimoya

3 minutos de lectura

La chirimoya (Annona cherimolla) es una fruta conocida por todos, pero no consumida por tantos. Sin embargo, España es actualmente el primer productor mundial de esta dulcísima y curiosa fruta. Si quieres saber más acerca de su cultivo y por qué nos hemos convertido en sus mayores productores, simplemente pínchale al leer más que tienes debajo. ¡Igual te entran ganas de comprarlas! (cuando llegue el momento claro).

 ¿Has probado la chirimoya?

Parece una pregunta tonta, aunque hay gente que no acostumbra a comprarla y menos aún, a comerla en España. Es curioso pero muchas veces pasa desapercibida entre la selección de frutas de consumo habitual. Y resulta aún más curioso cuando te enteras de que España lidera la producción mundial de esta fruto de forma abrumadora. Las fuentes citan que alrededor de un 80%  de la producción mundial viene de España aunque esta cifra ya tiene un tiempo y este porcentaje actualmente se va reduciendo. Puedes pensar que es un fruto típicamente español porque ¿cómo se iba a concebir semejante producción si no fuera de aquí? Pues su origen es sudamericano y de la zona andina aunque la adaptación al clima mediterráneo ha sido inmejorable. Entonces, si no es tan habitual en España, y su origen no está aquí… ¿a qué se debe ese liderazgo de producción?. Muy sencillo. Es una combinación entre consumo nacional, demanda europea, su limitado aguante en postrecolección y necesidades climáticas subtropicales. Esto hace que España sea un lugar idóneo para su cultivo dentro del entorno Europeo para producir fruto mtaduro de calidad y con un tiempo desde la recolección al consumidor relativamente corto. El siguiente productor mundial es Chile pero la chirimoya que proviene de allí madura fuera del árbol (se recolectan muy verdes) para que aguanten el suficiente tiempo para llegar a los mercados europeos en buenas condiciones. Esto provoca un fruto mucho menos dulce y de menor calidad. La producción en España se concentra en Málaga y Granada por sus condiciones climáticas. Canarias es, también, un sitio idóneo para su cultivo.

Curiosidades del fruto

Si no has probado la chirimoya debes saber que es una fruta dulcísima con un ligero toque ácido pero casi imperceptible por su contenido en azúcares (cercano al 20%). Además contiene un alto valor proteico si lo comparamos con otras frutas. Contiene además un alto contenido en fósforo y calcio. Cuando están maduras la pulpa es muy cremosa y se suelen comer frescas.

Cuando ves una chirimoya no estás viendo sólo un fruto. Estás viendo un racimo. La infrutescencia de la chirimoya es algo parecido a una piña de pequeños frutos, los cuales se sueldan formando el conjunto que conoces como chirimoya.

La polinización es algo complicada ya que las flores presentan dicogamia, es decir, cada flor, entra en fase masculina o femenina en diferentes momentos del día por lo que la autopolinización natural se convierte en algo complicado.

Seguinos en redes

Recibir Newsletter