Infofrut Argentina

La exportación argentina a China

4 minutos de lectura

China importa tres veces más alimentos de los que exporta, pero como se conoce, fundamentalmente importa soja, aceites, harinas, carnes  y otros productos para procesar;  y además importó en el primer semestre de este año, cerca de 8.000 millones de dólares en frutas y hortalizas,  como puede apreciarse en el cuadro adjunto que fue presentado en el Seminario de Macfrut.

Argentina comenzó a exportar limones por el puerto de HongKong hace muchos años y actualmente exporta cítricos y arándanos, en pequeñas cantidades y variedad si nos comparamos con Chile.

La población china de 1.450 millones de habitantes está segmentada; en el primer escalón de la pirámide se estiman 450 millones de personas con un poder adquisitivo de U$S 35.000 anuales como en Estados Unidos y un consumo sofisticado y de la mejor calidad. . Al margen de la población campesina, la mayoría vive en ciudades de entre 500.000 mil y 15 millones de habitantes tiene una tradición alimenticia de consumo de su propia producción  de la mayor diversidad tanto vegetal como animal y de la pesca.

China importa alimentos en gran cantidad de los países asiáticos de la ASEAN donde exporta toda su capacidad industrial.

El intercambio comercial entre China y Argentina en el primer semestre de este año ascendió a poco más de 3.000 millones de dólares  e importó por más de 4.100 millones; toda la importación se compone de productos industriales, y nuestra exportación, todos productos agrícolas y carnes exclusivamente.

Y actualmente China está exportando  peras y ajos a Brasil, nuestro principal mercado, para esas especies. 

En relación a las frutas Argentina podría exportar lo mismo o más que Chile, toda clase de especies pero el problema principal es que produce muy poco y no satisface el mercado interno, en las siguientes frutas:

paltas, mango, otras subtropicales, kiwi, higos, cerezas, uvas, pomelos, limas, granadas, nueces, pistachos, nectarinas y otras. Y no solo a China, sino a países del Medio Oriente y de otros países asiáticos, incluso a la India. Y podríamos exportar también aceite de oliva y vinos a China que actualmente se exporta en muy pequeñas cantidades.

El caso más notable es la producción de bananas que Argentina podría aumentar la producción y disminuir a la mitad la importación de Ecuador.

¿Y por qué Argentina es deficitaria en  todas estas frutas mencionadas?

Son varias las causas pero la primera cuestión es que no se invierte en la producción de estas frutas.

Se sostiene que la carga impositiva y las retenciones a la exportación desincentivan a quienes disponen de capitales; a pesar que se producen todas esas frutas si bien en pequeña escala.

También se argumenta que las leyes laborales existentes en Argentina no favorecen a las empresas como es por ejemplo en Ecuador, Perú y Colombia.

Sin embargo hay que reconocer que la crisis económica de la Argentina de las últimas décadas ha favorecido más a la especulación  financiera del capital disponible que a los “riesgos” de la producción.

El otro factor estructural que impide el aumento de la producción es la existencia de alrededor de 100.000 productores rurales minifundistas y muy pequeños productores que carecen de capacidad tecnológica y económica para crecer. Esto es en casi todas las regiones argentinas, NOA, NEA, Mendoza y otras provincias.

Una política productivista de Estado, debería liberar a las producciones de las economías regionales como son las frutihortícolas, de las retenciones y de algunos impuestos para favorecer a la producción y la exportación, que también favorece al país tan necesitado de dólares.

En otro momento hubo un plan de “reparación histórica” que permitió a provincias como La Rioja y Catamarca, realizar plantaciones de olivos que llegaron a 50.000 hectáreas, mediante la quita de impuestos para esas inversiones. La empresa Mastellone de entonces fue una de las empresas que invirtió en La Rioja y creó la firma olivícola Promas, la mayor plantación olivícola de esa provincia.

Algunos sectores como el productor de arándanos, han reclamado al gobierno la eliminación de las retenciones y otras medidas que le permitan aumentar la producción y la exportación. (Ver nota Seminario de  APAMA en nuestra edición de Setiembre).

Argentina por su ubicación geográfica tiene desventajas con otros países del Hemisferio Sur y principalmente porque carece de Flota Mercante propia para tener  independencia en el comercio exterior.

Hasta el año 1985 la Flota Mercante del Estado exportaba nuestras frutas y otros productos pero fue “desactivada” a partir del año 1990.

Por razones que nadie explica las manzanas y peras que salen del Valle de Río Negro viajan a Brasil en camiones mientras que desde el puerto de San Antonio, los barcos frigoríficos de las líneas marítimas extranjeras, cargan para Rusia.

Seguinos en redes

Recibir Newsletter