Infofrut Argentina

MERCADO CENTRAL DEL AMBA

4 minutos de lectura

Conflictos recurrentes en tiempos de pandemia

Desde la aparición de Inforne el año 1985 hemos reflejado la evolución, los avances y
problemas que se sucedieron en el Mercado a lo largo de más de 30 años de su
vigencia.
En mayo 2020 el jefe de la unidad de Coordinación de Gestión del Mercado Mariano
Lechardoy se refería a la incidencia del COVID 19 en la comercialización de frutas y
hortalizas y decía:
“La mayor demanda se encuentra ubicada en el entorno Metropolitano de la Ciudad
Autónoma de Buenos Aires con unos 13 o 14 millones de consumidores,
que recibe y expende 1 .300.000 toneladas de frutas y hortalizas frescas al año, donde
llegan 100.000 camiones que recorren entre 1.000 y 1.800 km para transportar la
mayoría de las frutas y hortalizas. Focalizando su análisis en el COVID-19, el Mercado
Mayorista enfrenta dos desafíos principales, por un lado, mantener el abastecimiento
normal de alimentos, y prevenir el ingreso y posible contagio del virus donde
conviven diariamente unas 15.000 personas que desarrollan la actividad de carga y
descarga, venta y compra de productos; todas operaciones con presencia física de
vendedores, y compradores. Por lo tanto, el contagio sería muy grave en la cadena de
abastecimiento y debe ser prevenido.”
Transcurrido un año de aquellas afirmaciones es momento de analizar la situación de
Mercado Central (MC) teniendo en cuenta por un lado la incidencia del flujo comercial
transportista no solo de frutas y hortalizas sino de toda clase de mercancías que llegan
y se depositan en la superficie del MC.
Analizar también la incidencia del flujo principal que surge del AMBA con sus
principales arterias de entradas y salidas como son la Richeri, el camino de cintura, la
Panamericana, la ruta 9 y su vinculación principal con Rosario y Córdoba, para
comprender cuál ha sido la “estampida” de los contagios cuando aún ni había
comenzado la vacunación, hasta el día de hoy, particularmente, después del verano
de diciembre a marzo 2021 cuando 4.5 millones de personas se movilizaron hacia la
Costa marítima de Buenos Aires y los centros turísticos del Paraná y Córdoba. Que
potenciaron también los contagios hacia el resto del país. Todo lo cual sucedió en un
momento en que recién se iniciaba la vacunación y los problemas de abastecimiento
de las vacunas de parte de los grandes laboratorios de las cuatro grandes potencias:
EE.UU. Rusia, China y el Reino Unido. Y la misma Unión Europea padeció los
conflictos con los proveedores de vacunas.
Tampoco deben olvidarse las grandes movilizaciones populares (muerte de Maradona)
y las marchas de protestas de carácter político al Congreso, Palacio de Justicia, y
sobre todo la subestimación del barbijo en amplios sectores sociales.
El sector productor y comercial de frutas y hortalizas y diversidad de alimentos trabajó
todo el tiempo que lleva la pandemia y nunca faltó una fruta u hortaliza en ningún
punto del país.
Claro que la intensificación de la comercialización en el MC puede haber contribuido
al incremento de los contagios en el área del AMBA y su expansión hacia las
provincias y zonas productores.

El conflicto actual

Finalizado el verano con su secuela de intercambios turísticos y comerciales se
advirtieron fallas del MC respecto a los controles y deficiencias sanitarias que
provocaron la protesta de 600 comerciantes y usuarios del MC que estalló el 22 de
junio, en las puertas del MC. La movilización rechazaba el amento excesivo de los
servicios de gas y luz, a bares y parrillas, contra la descentralización de los trabajadores de las playas libres, ambulantes, feriantes fleteros, entre otros fleteros.
También se exigía la renuncia de la dirección del MC.
A pesar de la movilización y los pedidos de distintas asociaciones, las autoridades no
recibieron a los dirigentes de las organizaciones.
Debe decirse que la protesta se realiza en un momento en que se hizo pública en los
medios, una denuncia sobre un posible defalco financiero al Mercado.
En realidad, los recursos inmobiliarios y comerciales del MC son cuantiosos si se
observa la diversidad de servicios y comercios de gran envergadura existentes en su
área, tales como los depósitos fiscales, depósitos de supermercados macro, etcétera.

En las últimas décadas, los gobiernos mandantes (Nación, Ciudad y Provincia)
jamás hicieron una auditoría financiera al MC.

Y en los pasillos del Central siempre se escucharon denuncias de corruptelas de
distintas autoridades como viajes al exterior de Directores y sus familias y depósitos de
fondos del MC en cuentas particulares de algunas autoridades.

Una auditoria de la Nación debería ser solicitada por el Poder Legislativo, para
esclarecer el manejo de las finanzas del MC;
no solamente la actual sino
especialmente desde las modificaciones del estatuto en los años del gobierno de
Menem-Cavallo. Sería el paso inicial para conocer la verdad de sus finanzas y por
otra parte, la participación de las organizaciones comerciales del Mercado en la
Gestión del Directorio.- (C.C.G. I.FH)

Seguinos en redes

Recibir Newsletter